Locaciones y producción

¡Buenas noticias sobre Música para Elegidos! Estos últimos días cerré dos cosas importantes: la productora que va a tomar las riendas en el proyecto, y los costos de arte. Vamos a ver un poco las dos: 

Guión técnico de "Música para elegidos"

PRODUCCIÓN: El martes me junté con Pablo Fritzler, quien por motivos laborales no podía ser productor del cortometraje. Pablo me puso en contacto con otra productora, y arreglamos para juntarnos en un Starbucks de Palermo. No soy muy fan del Starbucks. El café es insulso pero no tanto como la sensación de ser  parte de un estereotipo aterrador: el hipster que se junta en Starbucks a hablar de sus proyectos audiovisuales. De todas maneras, con los precios como están y el calor que hacía afuera, cualquier lugar barato con aire acondicionado me venía más que bien.

La reunión fue bastante extensa, pero sirvió muchísimo. Luisina (la nueva productora) estaba muy contenta de participar en el corto: el guión le gustó, y se moría por trabajar en algo de terror. Estuvimos hablando más que nada sobre lo que tenía en mente con este trabajo, las principales dificultades, cómo venía el tema del presupuesto y en qué fechas me gustaría grabarlo. Estuvo bueno eso, me hizo dar cuenta de todo lo que ya había avanzado en el proyecto.

Una cosa que me gustó mucho de Luisina fue su interés por los aspectos más artísticos del film. O sea que, además de juntarnos a discutir planillas y presupuestos, también hablamos mucho sobre la propuesta estética y las influencias del cortometraje. Un productor que aprecia el trabajo del director y lo valora me parece una gran virtud. Buen comienzo.

ARTE: Al día siguiente me junté con Tomás Gonzalez Montalvo. Tomi fue director de arte en El Bosque de los Sometidos, con lo cual podemos decir que ya nos entendemos en un trabajo. La mitad de la reunión la dedicamos a hablar sobre (SPOILERS) un monstruo que va a aparecer al final del corto. Tomás me mostró algunos bocetos sobre los que venía trabajando y, muy parecido a como hicimos en El Bosque de los Sometidos, nos pusimos a trabajar sobre esos primeros diseños. El resto de la tarde lo usamos para definir las locaciones y los costos estimativos de arte. Según lo que arreglamos con Luisina, parece que vamos a grabar la mayor parte del corto en un departamento vacío. Eso viene muy bien porque podemos amueblarlo como querramos y podemos grabar más de una locación en el mismo espacio.

Quedan definir varias cosas todavía, y esta noche probablemente la dedique a hacer varias planillas de excel. Me esperan números, costos, balances y probablemente una charla de trasnoche en Facebook con uno de los posibles directores de fotografía. Creo que mejor hago un streaming por Twitch y después sigo.